Carlos Monzón en el cine

DIARIO EL LITORAL DE SANTA FE http://www.ellitoral.com/

Daniel Tinayre lo descubrió en “La Mary” cuando era campeón del mundo…Desde entonces, el extraordinario boxeador protagonizó distintas obras para la pantalla grande y la televisión. Su popularidad y su imagen viril conquistó a estrellas de todo el mundo.

TEXTOS. TOMÁS RODRÍGUEZ. FOTOS. EL LITORAL.

carlos monzon

Apesar de que amaba el deporte de los puños, el extraordinario campeón mundial de boxeo de la categoría Mediano, Carlos Monzón, siempre quiso ser actor, sueño que concretó en cinco oportunidades de la mano de directores de cine de notable jerarquía, como el desaparecido francés (nacionalizado argentino) Daniel Tinayre, y el cuyano Leonardo Favio. También incursionó en otros roles menores en la cinematografía, siendo convocado, además, por la televisión y la publicidad.

Alentado por su olfato comercial, Tinayre fue el primero que intuyó la posibilidad de convertir a Monzón en una verdadera estrella. Fue director, guionista y productor de cine argentino, nacido en Francia en 1910, quien realizó en nuestro país 23 filmes entre 1934 a 1974. Uno de los más destacados fue el thriller “A sangre fría” (1947), con Amelia Bence y Tito Alonso.

El afamado cineasta, con su madurez, calidez humana y solidaridad, le ofreció a Monzón el rol protagónico del filme “La Mary”, sin preocuparse por la falta de experiencia actoral del más grande pugilista de toda la historia del llamado deporte de los puños en la República Argentina. Allí nació su romance con la modelo María Susana Giménez Aubert.

lamary

La propuesta interesó al ex campeón mundial de la categoría mediano, quien en ese momento se entusiasmó ante la posibilidad de un futuro laboral menos riesgoso que el boxeo, donde había llegado a la cúspide guiado por el maestro Amílcar Brusa, quien cumplía variadas funciones, como adiestrador, amigo y “padre” del boxeador.

La película estrenada en el invierno de 1974 no dio tanto que hablar por su calidad artística como por la relación que unió desde ese entonces a Monzón con Susana Giménez, la otra protagonista del filme.

“Soñar, soñar”

Dos años más adelante, el realizador mendocino Leonardo Favio (Fuad Jorge Jury) convocó al hombre de mirada firme, brazos largos y fibrosos, de fuerte pegada con su puño derecho, para protagonizar “Soñar, soñar”, junto al cantautor italiano Gian Franco Pagliaro, en lo que fue tal vez el mejor aporte que el deportista hiciera a la pantalla grande.

Estrenada el 8 de julio de 1976, la película duró apenas una semana en cartel. Aún así, el otrora monarca universal se dio el lujo de sorprender al público al aparecer llorando y vestido con un atípico “look” que incluía hasta ruleros.

Según el polémico Favio -quien elogió al santafesino por su labor y personalidad en la película de referencia- “Carlos Monzón es un intérprete notable”. El papel parecía a la medida del actor, mientras el propio Monzón aseguraba: “me siento bien haciéndolo porque yo fui muy humilde como ese muchacho”.

Para algunos críticos relacionados estrechamente con el gobierno militar de entonces, el filme fue considerado uno de los fracasos más fulminantes de Favio, a pesar de que el innovador y prestigioso director argentino opina que aquella fue y es su mejor realización.

Un diálogo con Mirta

Sin embargo, el inolvidable pupilo de Amilcar Oreste Brusa nunca renunció totalmente a la idea de reanudar su carrera de actor. Incluso, el 7 de noviembre de 1994, mientras estaba cumpliendo una condena en la cárcel de las Flores por la muerte de su pareja, la modelo uruguaya Alba Alicia Muñiz Calatayud, mantuvo un diálogo telefónico con su amigo, el cineasta Favio, quien en esa ocasión reavivó en Monzón la posibilidad de retornar a la pantalla.

La charla transcurrió en el popular programa televisivo “Almorzando con Mirtha Legrand”, en una emisión especial que significó el retorno de la diva después de la muerte de su esposo, Daniel Tinayre, ocurrido el 24 de octubre del 94, a los 84 años.

Con la canción principal de “La Mary” como telón de fondo, el realizador de “Gatica, el Mono”, dejó latente la posibilidad de convocar nuevamente al ex campeón mundial de boxeo para participar en algunos de sus próximos filmes, con el apoyo de Mirtha Legrand, lo que no pudo concretarse por la trágica muerte de Monzón, ocurrida el 8 de enero de 1995, en el paraje Los Cerrillos sobre la ruta provincial Nº 1 “Teófilo Madrejón”, a unos 40 kilómetros al noreste de esta capital.

Mickey Rourke

El actor Mickey Rourke, protagonista de “Nueve semanas y media”, vino a visitar a Monzón a la Unidad Penitenciaria Nº 2 de Las Flores de Santa Fe. Anteriormente, el boxeador había recibido en la cárcel a su amigo francés, Alain Delón, con quien mantuvo un diálogo interesante donde le hizo llegar la propuesta de personificarlo en una película sobre su vida.

Previamente, había hecho lo propio el argentino Ivo Cutzarida, pero el ex campeón mundial de boxeo de los Medianos rechazó esa idea, porque éste no reunía antecedentes, experiencia, conocimientos y el ABC del viril deporte de los puños.

“La cuenta está saldada”

Cuando finalizaba el año 1976, se filmó en la península “La Cuenta está saldada”, un western italiano dirigido por Stelvio Massi, que tuvo como protagonistas a Luc Merenda, Carlos Monzón, Gianni Dei, Giampiero Albertini, Mario Briega y Susana Giménez, por entonces su mujer.

Se trató de la quinta y última película oficial en la filmografía del considerado más grande campeón mundial de la categoría mediano de todos los tiempos.

El filme refiere a que un hombre viaja al norte de Italia para vengarse de la muerte de su madre y hermana a manos de un mafioso. Su astucia provoca enfrentamientos entre las dos bandas rivales y así su venganza será mucho más fácil.

“El Macho”

Un año después participó en “El Macho”, su primer western y en inglés, bajo las órdenes de Marcelo Aliprandi. Al término de la filmación, según comentara su director técnico Brusa, las mujeres se volvieron locas, se le tiraban encima, sosteniendo entonces el adiestrador que la famosa actriz Ursula Andress viajó desde Los Angeles a Buenos Aires a buscarlo, como otras representantes de la farándula nacional e internacional que pretendían estar a solas con el famoso deportista.

Al respecto, Amílcar Brusa comentaba con algunos periodistas: “yo le decía, Carlos cuando te preparás para un encuentro mundialista y en el cuadrilátero te olvidás de las minas, de todo; Monzón me atendía, se concentraba, se olvidaba del mundo exterior, sólo pensaba en estar a punto y ganar, paralizando entonces al país en cada pelea como nunca un deportista lo había hecho hasta entonces. Era un profesional extraordinario, el más grande de todos mis discípulos”.

“Amigos para la aventura”

amigosparalaaventura

La última intervención cinematográfica del otrora campeón mundial de los Medianos, se estrenó en 1978, cuando intervino en “Amigos para la aventura”, dirigida por Ramón “Palito” Ortega, que también protagonizaran sus incondicionales amigos Juan Carlos “Minguito” Altavista y el propio cantante de origen tucumano.

Incursionó también, aunque en apariciones fuera de reparto, en otras películas de “Palito” Ortega.

Carlos Monzón besa a Susana Giménez. La historia de amor nació con “La Mary”, que se vio en los cines allá por 1974.

“El Negro” en la televisión

mercedes yardin

MERCEDES YARDÍN  “Amigos para la aventura”.

La televisión tampoco le fue esquiva a Carlos Monzón, quien en 1983 y luego de haber tenido relaciones sentimentales -de las que daba cuenta la prensa- con Ursula Andress, “Pata” Villanueva, Perla Caron, Susana Traverso, Rafaella Carrá y Natalie Delon, entre otras, protagonizó la tira “Pelear por la vida”, junto a Graciela Borges.

Cabe destacar que para encarnar el rol de hombre recto que exigía el guión, el protagonista de “La Mary” tomó clases de teatro con Carlos Muñoz.

Tampoco la publicidad escapó a su interés por perpetuarse en la pantalla: en el verano de 1974, el entonces campeón mundial de los medianos filmó un aviso publicitario de cigarrillos junto a la modelo Jerry Hall, la que fuera esposa del cantante Mick Jagger.

Otra de las películas de Monzón: “Amigos para la aventura”. La filmó junto a Juan Carlos Altavista (“Minguito”) y Palito Ortega.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s