INDIA

INDIA es, junto a GALOPERA, de Cardozo Ocampo y RECUERDOS DE YPACARAÍ, de Mirkin y Ortíz, la más alta carta de presetación de nuestra música en el mundo.

La preocupación del creador de la guarania por las minorías étnicas del Paraguay, le llevó a componer la melodía, que primero tuvo letra de Rigoberto Fontao Meza; sin embargo, sería la del gran “Manú” la que quedaría definitivamente impuesta en el gusto popular.

Fue grabada centenares de veces por tríos tan nuestros de dos guitarras y un arpa -el canto primigenio- por artistas de diversas latitudes y hasta en su versión sinfónica por la orquesta y el coro del Teatro Bolshoi, de Moscú.

INDIA, homenaje a la
“raza ausente”, piel
cobriza y amplio
corazón.

INDIA
Ortíz Guerrero y Flores.

India, bella mezcla de diosa y pantera,
doncella desnuda que habita el Guariá.
Arisca romanza curvó sus caderas
copiando un recodo de azul Paraná.

De su tribu la flor,
montaraz guayakí,
eva arisca de amor,
del edén guaraní.

Bravea en las sienes su orgullo de plumas,
su lengua es salvaje panal de eiruzú,
collar de colmillos de tigres y pumas,
enjoya la musa de Ybytyruzú.

Montaraz india,
manceba de la raza virgen,
Eva guayakí.

La silvestre mujer,
que la selva es su hogar,
también sabe querer,
también sabe soñar.

PANAMBÍ VERA esta mariposa, la más brillante de todas, fue inmortalizada en una guarania. El texto figura en todas las antologías de la poesía paraguaya y está considerado como uno de los más perfectos escritos jamás en guaraní; todo en él es armónico: el espíritu y la técnica. La canción es de belleza sobrecogedora.

Pocas obras de la música paraguaya emocionan tanto y nos vienen tan desde el fondo del tiempo.

PANAMBI VERA
Ortíz Guerrero y Flores.

Panambí che raperãme
reseva rejeroky,
nde pepo kuarahy’ãme
tamora’e añeñoty.

Nde réra, oikova ku eira saitéicha che ahy’o kuápe
ha ombo asukáva chéve amboy’úvo che resay.
Pe ñuatindy rupi ñu ka’aguýre ne muñahápe
iku’ipáva che ánga che pópe huguy syry.

Reguejy hagua che pópe
aikóvo anga romuña,
ha torype torypa’pe
che áripi rehasa.

Panambi, ndeichagua Tupã rymba piko oime iporãva
nde che yvytundie che yvotytýre nde sarakí

Remimbivéro ko che resá pe remimbipáva,
tove mba’éna nde rapykuéri tañehundi.

PANAMBI VERA, alas
doradas y tierna dulzura,
o la invitación al sosiego
del alma.

DE http://www.musicaparaguaya.org.py

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s