Jaaukanigás

 

Jaaukanigás es un humedal ubicado en el río Paraná medio, al noreste de la provincia de Santa Fe, Argentina, en el Departamento General Obligado. Es un complejo de cursos de agua, lagunas, estanques, pantanos de agua dulce permanentes y pastizales inundados estacionalmente, con una importante biodiversidad. Fue declarado el 10 de octubre de 2001 sitio Ramsar n.º 1112, el noveno en la Argentina, con la categoría de humedal de importancia internacional.

 
Tiene una superficie de 492 000ha. Limita al norte con el paralelo 28º -límite entre las provincias de Chaco y Santa Fe, y límite sur del sitio Ramsar Humedales Chaco-; al oeste con la Ruta Provincial 1 y la Ruta Nacional 11; al sur con el arroyo Malabrigo; y al este con el canal de navegación del río Paraná, límite entre las provincias de Corrientes y Santa Fe. En lengua abipona «jaaukanigas» significa «gente del agua»

 

La fauna y flora de Jaaukanigás está compuesta por unas 699 especies de vertebrados y 882 especies de plantas.

Flora

Algunas de las especies son el quebracho colorado, el guayacán, el mistol, el sacha poroto, el palo cruz, el algarrobo negro, el ambay, el ingá, el sangre de drago, el canelón, el timbó blanco y el colorado, y el ivirá-puitá.

Fauna

– Mamíferos: la zona es hábitat del aguará guazú, el lobito de río, el oso mielero, el carpincho y el mono aullador o carayá.

– Reptiles: entre ellos, los yacarés overo y negro, la anaconda amarilla o curiyú, el lagarto blanco o tegu argentino, la musurana, la yarará y la yarará del agua.

– Aves: algunas de las 300 especies son el pato negro, el sirirí colorado, el sirirí cariblanco y el playerito pectoral.

– Peces: existen más de 240 especies ictícolas, entre ellas el pacú, el sábalo, el surubí, el dorado, el manguruyú y el patí.

Especies vulnerables o en peligro de extinción

Considerando solamente las especies que habitan la reserva, ya que pueden tener otro grado de amenaza según el territorio que se considere, son especies vulnerables el yacaré overo, el yacaré negro, el curiyú y el pato criollo, y están en peligro de extinción el aguará guazú, el lobito de río y el ciervo de los pantanos.

 

 

250px-Jaaukanigas_SF.svg

 

 

 

Situación
País Argentina
División Provincia de Santa Fe
Subdivisión Departamento General Obligado
Ecorregión Delta e islas del río Paraná
Ciudad cercana Reconquista
Coordenadas 28°00′00″S 58°51′00″OCoordenadas: 28°00′00″S 58°51′00″O (mapa)
Datos generales
Superficie 492 000 ha

 

Feliz día de los humedales

Feliz día de los humedales, 2014: “Humedales y agricultura: Juntos en pro del crecimiento”

de cadenasazules.blogspot.com.ar/2014/02/feliz-dia-de-los-humedales-2014.html

PUBLICADO POR ANA MARIA MANCEDA  https://plus.google.com/111481517392272391229/posts

LA LLAMARADA
Hoy es el día Mundial de los humedales, es un día donde la conciencia ambiental debe estar en todos los rincones de nuestro planeta. ¿Quien no tiene cerca una zona húmeda? ¿Quien no ha visitado nunca un humedal? ¿Quien no ha disfrutado de su gran riqueza natural y de su gran patrimonio cultural?, la historia de los humedales esta muy ligada a las actividades humanas

El 2014 es el Año Internacional de la Agricultura Familiar, así la Convención Ramsar ha elegido Humedales y agricultura como el tema para este día, a Medio Natural un Espacio Compartido nos parece un acierto este tema ya que la conservación de estos espacios y de su biodiversidad ha ido muy ligada a esta actividad productiva, queremos resaltar algunos aspectos para la reflexión:

  • Aunque los humedales se drenan y siguen drenando, ¿existen ejemplos en los que humedales y prácticas agrícolas van de la mano?.
  • ¿Qué sería del Parque Natural de la Albufera sin el arrozal? ¿la grandeza de su biodiversidad, especialmente en aves está vinculada al cultivo?
  • En algunos países, en algunas regiones, la agricultura en humedales, ¿es una vía para salir de la pobreza?
El Rocio – PN de Doñana (Andalucía)
Descargate el documento completo de la Convención Ramsar con un click
Aprovechando esta entrada queremos invitaros a dos actividades:
  • Participar en el próximo sábado 15 de febrero: Censo de Aves acuáticas Invernantes en el Parque Natural del Marjal de Pego-Oliva, una de las zonas húmedas con mayor riqueza medioambiental de la región mediterránea situada entre las provincias de Valencia y Alicante, un territorio donde el humedal va de la mano de una producción agrícola rentable y sostenible. (más información, click).
El arrozal en verano en el PN del Marjal de Pego-Oliva (Comunidad Valenciana)
  • Reflexionar en la importancia del año internacional de la Agricultura Familiar durante todo el 2014, es momento de mostrar a la importancia de esta en la erradicación del hambre y la pobreza, en la seguridad alimentaria y la nutrición, en mejorar los medios de vida, en la gestión de los recursos naturales, en la protección del medio ambiente y en lograr un desarrollo sostenible, especialmente en las zonas rurales. (más información, click).

 

PN de la Albufera de Valencia (Comunidad Valenciana)
feliz día de los humedales 2014

Delitos Ecológicos y Seguridad Ambiental

Por Lic. Antonio Elio Brailovsky
Ex-Defensor del Pueblo Adjunto
de la Ciudad de Buenos Aires
brailovsky@infovia.com.ar

Argentina

El tema de la seguridad ambiental en la Argentina tiene varias facetas o escalas de trabajo, que deberían tenerse en cuenta de un modo integrado:

1. La investigación de los delitos ecológicos.
2. La represión de los delitos ecológicos.

1. La Investigación de los Delitos Ecológicos

Necesidad de una Fiscalía Ambiental y de apuntar a la creación futura de Tribunales Ambientales.

La Argentina carece de una estructura específica para la investigación de los delitos contra el ambiente. En realidad, la mayor parte de las denuncias sobre este tipo de delitos son formuladas por organizaciones no gubernamentales, que carecen de los medios técnicos y competencias para llevar adelante las investigaciones necesarias sobre el tema.

Por otra parte, tanto nuestra propia experiencia en la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires como la información obtenida sobre otros organismos nos muestra que en un organismo con objetivos generales el tema ambiental se suele considerar como de segunda importancia con respecto a otros. Esto significa que le darán menos competencias y menos posibilidades de actuar de las que necesita.

En nuestra opinión, se necesita de un área específica para la investigación de los delitos ambientales. Por supuesto que las distintas fiscalías toman a menudo temas ambientales, pero lo hacen de buena voluntad, sin la formación profesional necesaria para hacerlo. Esto aumenta mucho las posibilidades de error en un tema muy específico desde lo técnico.

Se establece así una cadena perversa en la cual la Policía no actúa porque no recibe las instrucciones adecuadas, ya que quien tiene competencia para darlas no está en tema y quien conoce el tema no tiene las competencias necesarias para convocar a las fuerzas de seguridad.

En reuniones con el área Delitos Ambientales de la Policía Federal nos han confirmado que los jueces que tienen a cargo casos ambientales no saben qué pedidos hacer a la Policía, con lo cual se desvirtúa su rol como auxiliar de la Justicia.

Los países centroamericanos y México han dado pasos significativos en el tema al constituir fiscalías ambientales. Con las lógicas variaciones locales, hay consenso en su efectividad para ayudar a frenar los delitos contra el ambiente.

En la fundamentación para constituir la fiscalía ambiental, en 1998, el Procurador General de la República Mexicana dijo que: “El fortalecimiento de las instituciones de procuración de justicia tiene que ser adoptado para frenar la delincuencia, cada vez más agresiva, más diversificada y sofisticada en sus métodos, más poderosa en sus recursos, cada vez con mayor poder o infiltración de las instituciones y con mayor capacidad de corrupción”. Es decir, que los cambios en las modalidades de actuación de la delincuencia exigen cambios en la forma en que actúe la Justicia. Lo que también es válido para la Argentina.

Honduras tiene nueve fiscales ambientales, Guatemala trece y Costa Rica tres, los que atienden centenares de casos, con grandes dificultades presupuestarias para realizar sus investigaciones, pero también con resultados significativos.

Un informe sobre las fiscalías ambientales de España señala que “los fiscales del ambiente disponen, lógicamente, de tiempo específico para investigar este tipo de delitos, pero sobre todo disponen de especialización, tanto jurídica como técnica, en esta materia. Esto es muy importante porque la averiguación de los autores de estos delitos, la determinación de daño o, en su caso, del peligro para el ambiente o el examen de las normas administrativas aplicables para la configuración de muchos de estos tipos penales presentan particularidades notables y no son normalmente tareas fáciles y a las que estén acostumbrados los fiscales.”

“En los delitos ambientales, además, es fundamental la intervención del Ministerio fiscal puesto que, así como en otros tipos de delitos suele haber perjudicados, dañados u ofendidos, en los relativos al ambiente muchas veces no los hay y, aunque la acción penal siempre es pública, en estos casos no la suele ejercitar nadie. Las asociaciones ecologistas están normalmente desbordadas en su labor de iniciar acciones legales de defensa de la legalidad ambiental. En muchas ocasiones, ante hechos claramente delictivos no pueden hacer otra cosa que presentar denuncias ante los juzgados, ya que interponer querellas no suele ser viable por la dificultad de obtener pruebas para imputar a los autores, por la frecuente imposición de fianzas impagables o por las costas procesales”.

“La existencia de Fiscales del Ambiente, siempre que se tomen su labor en serio, claro está, permite la apertura de investigaciones para, con el auxilio de la Policía Judicial, practicar diligencias, instar ante el juzgado la adopción de medidas cautelares y ejercitar las correspondientes acciones penales. Asimismo está entre sus funciones el velar por el cumplimiento de las resoluciones judiciales (autos o sentencias) que afecten al interés público o social”.

“Así pues, la complejidad y especificidad de este tipo de delitos hace que cada vez aparezca más necesaria la creación de una Fiscalía Especial del Ambiente en cada Tribunal Superior de Justicia y en cada Audiencia Provincial, dotada de suficientes fiscales y de adecuados medios (por ejemplo: Ecotoxicólogos forenses). Esta figura de la Fiscalía Especial ya existe, adscrita a la Fiscalía General del Estado, para los delitos relativos a la corrupción económica o al narcotráfico”.

Durante 1996, en la Fiscalía del Ambiente de Madrid se realizaron 90 diligencias, de las cuales terminaron en juicio 66. Se interpusieron 12 querellas, otras tantas denuncias y se abrieron 22 expedientes administrativos. En estos datos adquieren protagonismo los delitos establecidos en el artículo 325 del Código Penal, relativo a aquellos cometidos contra los recursos naturales y el ambiente, ya que el 80% de las querellas y el 30% de las denuncias están inspiradas en él.

Desde que se creó esa Fiscalía, los delitos denunciados se refieren a procesos contaminantes más sutiles y menos evidentes que hace unos años (bifenilos policlorados (PCBs), metales pesados, Mercurio, dioxinas). Para perseguirlos, el fiscal trabaja en estrecha colaboración con la Policía Judicial y, en menor medida, con la Patrulla Verde del Ayuntamiento de Madrid.

Para probar la veracidad de los hechos denunciados, las pruebas periciales son cada vez más complejas en casos como contaminación por dioxinas o vertidos, por lo que requieren habitualmente la ayuda del Instituto de Toxicología, del Instituto de Salud Carlos III, o de determinadas cátedras de la Facultad de Biología o de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes. La Fiscalía está en buena sintonía con la sociedad civil, no en vano son los particulares los que más se dirigen a denunciar delitos.

La creación de Fiscalías Ambientales es el primer paso en la introducción del tema ambiental en el sistema argentino de Justicia. Es el primero, pero no debería ser el último.

Esto debería apuntar a la creación de tribunales específicamente ambientales, con competencias, conocimientos técnicos y equipos periciales propios. Actualmente, ante un daño ambiental, los jueces no saben qué medidas ordenar a la Policía, qué pericias pedir ni a quién pedirlas ni de qué manera hacerlas. Con frecuencia, ni siquiera consideran importante atender al tema.

Necesitamos Tribunales Ambientales que cuenten con un cuerpo de peritos propio conformado por técnicos especializados en estos temas.

No existe en la actualidad un cuerpo de peritos ambientales registrado ante la Suprema Corte de Justicia a los cuales acudir cuando se necesita un informe válido para presentar en juicios ambientales. Actualmente el sorteo se realiza entre el registro que incluye peritos calígrafos, contables, etc.

En cuanto a la actitud actual de los jueces, bastarán un par de ejemplos, en cuestiones que hemos seguido de cerca:

  • Durante una década se produjeron 300 incendios intencionales en la reserva Ecológica Costanera Sur, sin ninguna intervención de la Justicia. Sin embargo, en muchos casos el personal de la Reserva había capturado a los incendiarios y aún los había filmado. Entregadas las pruebas al juez respectivo, los había puesto en libertad sin interrogarlos ni abrir ninguna causa. Fue necesario que nosotros publicáramos los nombres y los teléfonos de los últimos diez jueces que no habían actuado, teniendo las pruebas en la mano, para que numerosos ciudadanos los llamaran para reclamarles. Así se logró la intervención de la Justicia por primera vez en el incendio siguiente de la Reserva, el número 301. Está claro que se necesita otra conducta por parte de los jueces ante los temas ambientales.
  • En el caso de la estación de servicio de Lima e Independencia, que contaminó el suelo hasta el punto de que gotea nafta en la estación del subterráneo, hay una causa por daños ambientales que se abrió hace 24 años y tiene sentencia firme con orden de remediación de la zona afectada (unas dos o tres hectáreas bajo la Avenida 9 de Julio). A pesar de la peligrosidad del caso (agravado por tratarse del interior de una gran ciudad), en ningún momento la justicia ordenó levantar los tanques de combustible para ver en qué estado está el suelo debajo de ellos y si hay o no riesgo de explosiones. Y tuvo 24 años para hacerlo.

En síntesis, tendríamos que apuntar a la creación de un fuero ambiental específico, yendo por etapas: Comenzando desde los fiscales y los grupos periciales y culminando en la constitución de los juzgados ambientales.


2. La Represión de los Delitos Ecológicos

Sabemos que la actuación de las fuerzas de seguridad en el tema ambiental es insuficiente. Un diagnóstico de situación parece ser el siguiente:

  • La actuación a partir de denuncias puntuales, en vez de una estrategia de búsqueda sistemática.
  • La falta de información completa sobre todas las normas a cumplir, lo que ocasiona que muchos delitos ecológicos no sean investigados, simplemente porque las fuerzas de seguridad no los tienen registrados como tales o no tienen indicación específica de buscarlos.

Como ocurre con muchos otros temas, las fuerzas de seguridad necesitan de una adecuada conducción para obtener resultados. En el tema ambiental hay algunas cuestiones que pueden hacerse para orientar rápidamente su actuación:

Ø Las fuerzas de seguridad actúan en el tema de vuelcos clandestinos de residuos peligrosos, pero no tienen directivas sistemáticas sobre cómo buscarlos.

Un ejemplo de riesgo inminente es el del destino del PCB, el refrigerante tóxico de muchos transformadores. La ley establece el retiro y destrucción del PCB (que pasa a ser así un residuo peligroso) pero no se establecen mecanismos para controlar su destino final. Como su destrucción implica un costo, es posible que se intente hacerlos desaparecer de un modo ilegal.

Hay denuncias de transformadores con PCB que fueron enterrados, arrojados al Río de la Plata o vendidos como chatarra para ser fundido el metal. En todos los casos, se trata de violaciones a la Ley de Residuos Peligrosos. En los países desarrollados, existen registros contables de la cantidad de residuos peligrosos existentes y se va registrando su tratamiento y disposición final mediante bases de datos unificadas a nivel nacional.

Si bien no estamos en condiciones de lograr aún la existencia de bases de datos unificadas, en cambio sí podemos ir advirtiendo a las fuerzas de seguridad sobre los delitos ecológicos que en cada momento esperamos. Por ejemplo, en la actualidad esperamos vuelcos clandestinos de PCB:

Ø Las fuerzas de seguridad no están actuando en el caso de venta o utilización de sustancias químicas prohibidas.

En Argentina existen normas estrictas que prohíben la venta o el empleo de determinadas sustancias químicas consideradas como peligrosas para la salud o el ambiente. El largo listado incluye insumos industriales o de la construcción, pesticidas, medicamentos, etc. Muchas de ellas, sin embargo, pueden obtenerse sin inconvenientes, ya que las respectivas leyes, decretos o resoluciones de prohibición no suelen indicar un organismo de aplicación que sea responsable de hacer cumplir esa prohibición.

Esto tiene que ver con las condiciones de desarticulación en que se encuentra el Estado en la Argentina. Se supone que la simple prohibición de una sustancia (y la publicación de la norma en el Boletín Oficial) debería poner en marcha el procedimiento para retirarla del mercado y aplicar alguna sanción a los infractores. Sin embargo, nada de eso ocurre entre nosotros. El aislamiento entre los organismos públicos y la falta de comunicación entre ellos hace que alguien decida prohibir algo y no sepa poner en marcha el procedimiento para efectivizar esa norma. Ésa parece ser una de las razones del alto índice de incumplimiento de la legislación ambiental en la Argentina.

En consecuencia, no hay nadie pidiéndole a las fuerzas de seguridad que actúen sobre ese tráfico ilegal. En algunos casos, como el del insecticida Parathion, ingresa al país de contrabando y se vende en las casas que venden los agroquímicos autorizados, aunque sin exhibirlos públicamente. En otros casos, como el de los productos con Asbesto -también prohibidos, pero utilizados en la construcción- son ampliamente publicitados por fabricantes e importadores, a quienes ni siquiera se les advirtió que estaban en una conducta ilegal y nadie los intimó a cesar en esa conducta. Cuando publicamos los nombres y direcciones de los infractores a las normas de prohibición del asbesto, nos encontramos con que nadie recogió la denuncia porque a nadie le habían encomendado aplicarla.

Si se les ordenara la búsqueda y el decomiso de esas sustancias, se estaría avanzando rápidamente en acciones ambientales. Se trata en este caso, de acciones ambientales que pueden iniciarse en un plazo muy corto, sin necesidad de esperar a producir cambios importantes en la orientación de las fuerzas de seguridad.

Del mismo modo que en las oficinas de los Sheriffs del Oeste estaban los retratos de los pistoleros más buscados, también deberían estar en las comisarías las indicaciones de las sustancias prohibidas, como el Asbesto o el Parathion.

En relación con esto, propongo además:

  • Proveer de Guías del CIQUIME (Centro de Información Química para Emergencias) e instruir acerca de su manejo a la policía (una guía por patrullero). Se trata de manuales con listados de sustancias tóxicas e instrucciones para actuar en caso de derrames u otras emergencias ambientales.
  • Desglosar en estas Guías las sustancias prohibidas, manteniendo las indicaciones respecto a su peligrosidad, condiciones de manipuleo, recomendaciones ante contingencias, etc.

Esto abre la posibilidad de acciones efectivas. Por ejemplo, es frecuente que en ferias y exposiciones se exhiban productos con Asbesto, en clara violación de las disposiciones vigentes. La perspectiva de allanar sitios en los que abiertamente no se cumple con la ley puede ser una clara señal de que en Argentina no habrá más impunidad para los poderosos.

Ø Las fuerzas de seguridad no están actuando en los casos en los que se mezclan residuos domiciliarios con residuos peligrosos.

El enorme peligro ambiental de las instalaciones que el CEAMSE está cerrando en Villa Dominico se debe, no sólo a la acumulación de basura domiciliaria que allí existe, sino muy especialmente a que se enterraron residuos industriales y patogénicos en instalaciones que no son aptas para recibirlos. Dominico es un caso paradigmático, pero lo mismo ocurre en todas las acumulaciones de basura del país.

Esos residuos llegan por dos mecanismos diferentes: Algunos en camiones que ingresan directa y clandestinamente a los rellenos o a los basurales y otros en cargas que se incorporan a los camiones del servicio de recolección durante su recorrido. En el primer caso, por falta de control en el ingreso a los rellenos sanitarios o basurales. En el segundo, porque los municipios no controlan la calidad de los residuos que llevan los camiones recolectores que hacen el servicio regular.

Hasta ahora, las fuerzas policiales actúan solamente revisando las bolsas de basura depositadas en la puerta de las clínicas o laboratorios. Esto permitió abrir algunas cusas judiciales a algunos directores de sanatorios, pero los infractores respondieron habilitando un estacionamiento dentro del establecimiento para cargar allí los camiones recolectores, con lo cual evaden la inspección policial, ya que en ese sitio sólo pueden actuar con orden de allanamiento.

Se trata de un tema en el cual pueden comenzar a realizarse operativos sistemáticos, con una alta probabilidad de detectar infracciones rápidamente. @

Agrotóxicos: Prueban daño celular en una población infantil de Paraguay

colaboración de la Dra. Gómez

agrotóxicos

Escrito por Graciela Gomez*
El trabajo de los científicos paraguayos fue presentado en  el Salón Auditorio del Centro Cultural El Cabildo, Asunción  el 30 de setiembre de 2010. Publicado en la Revista Pediatría , un órgano oficial de la Sociedad Paraguaya de Pediatría, Volúmen 37-Número 2 de 2010.
Lo he recibido desde la ciudad de Ñemby, barrio Los Naranjos, donde funciona la Coordinadora Nacional de Víctimas de los Agrotóxicos, a quienes agradezco infinitamente la deferencia que han tenido de enviar tan valioso documento.
La investigación “Daño celular en una población infantil potencialmente expuesta a
Pesticidas” fue realizada por los científicos :
Benítez-Leite S y Macchi M.L.  ambos de la  Cátedra de Pediatría- Facultad de Ciencias Médicas (FCM), Universidad Nacional de Asunción  (UNA) San Lorenzo, Paraguay. Los investigadores Fernández V.-Mojoli A.  y  Franco D.- Cuevas F.- Alfonso J. y  Sales L. los seis pertenecen al  Laboratorio de Mutagénesis Ambiental – Facultad Ciencias Exactas y Naturales (FaCEN) UNA y completa el grupo Ferro E.A. de la Cátedra de Bioquímica FCM-UNA.
El objetivo del trabajo fue  indagar el daño en el material genético de una población infantil expuesta potencialmente a pesticidas en el ambiente. Participaron en el estudio 48 niños expuestos potencialmente a pesticidas y 46 niños no expuestos. Se obtuvo muestra de la mucosa bucal para determinar daño en el material genético a través de la frecuencia de micronúcleos . Se encontró en el grupo expuesto potencialmente a pesticidas un promedio mayor de micronúcleos , un promedio mayor de células binucleadas, mayor frecuencia de fragmentación nuclear (cariorrexis)   y picnosis , que son cambios típicos de una célula necrótica,muerta.
 El 40%  de los niños expuestos potencialmente a pesticidas tuvieron un tiempo de exposición de 6 años ininterrumpido y  aporta evidencias de daño genético en la población expuesta potencialmente a pesticidas en el ambiente.
La medición de la frecuencia de micronúcleos  (MN) en linfocitos de sangre periférica se utiliza ampliamente en epidemiología molecular y citogenética para evaluar la presencia y extensión de daño cromosómico en poblaciones humanas expuestas a agentes genotóxicos o para determinar la presencia de un perfil genético susceptible. La alta confiabilidad y el bajo costo de la técnica del MN, ha contribuido al éxito y a la adopción de este biomarcador para estudios, in vitro e in vivo, de daños al genoma humano.  El amplio uso actual del ensayo  es una oportunidad para aplicarlo en la planificación y validación de programas de vigilancia y prevención de cáncer.
En este aspecto, la frecuencia de MN en células exfoliadas de la mucosa bucal es un método mínimamente invasor, y útil para el monitoreo del daño genético en humanos, el Human Micronucleus Project ha iniciado un proceso internacional de validación para el ensayo de MN en células de la mucosa bucal, similar al realizado previamente utilizando linfocitos humanos.
Los objetivos específicos del estudio en Paraguay fueron:
1) Determinar la frecuencia de micronúcleos en células exfoliadas de la mucosa oral, tanto en niños expuestos potencialmente a pesticidas y no expuestos.
2) Identificar la frecuencia de otros marcadores de daño celular, como: células binucleadas, células con cromatinas condensadas, cariorrexis, células picnóticas y cariolíticas, en niños expuestos potencialmente a pesticidas y en niños no expuestos
3) Obtener información técnica para apoyar políticas públicas que protejan la vida y la calidad de vida de quienes habitan en la zona potencialmente expuesta.
Se trabajó con dos poblaciones distintas :
Una población potencialmente expuesta de  niño/as sanos, en edad escolar  que asisten a la escuela de nivel escolar básico Nº 5596 San Pedro y San Pablo de la ciudad de Ñemby en el año 2009. La escuela se encuentra  a 50 metros de una fábrica que sintetiza y formula pesticidas.La empresa  Chemtec S.A.E. con la misma denominación en Argentina,en el Parque Industrial Norte, San Luis y otra en Bolivia.
La otra población no expuesta de  niños/as sanos, en edad escolar, pertenecen  a la escuela Nº 601 Rita Surroca de la ciudad de San Lorenzo que se encuentra  a 5,5 km de la escuela San Pedro y San Pablo de la ciudad de Ñemby.
La distancia entre ambas escuelas, fue medida a través de un GPS marca GARMIN Etrex. No se registra la presencia de ninguna otra fábrica en las proximidades de ambas escuelas.
La investigación fue socializada en el predio de la escuela con la presencia de docentes y padres de alumnos, por parte de 2 pediatras, que además se encargaron de realizar las encuestas y administrar el consentimiento informado. Se incluyeron niños/as que accedieron voluntariamente, junto a sus padres, a formar parte de la investigación.
Las muestras biológicas fueron obtenidas por investigadores del Laboratorio de Mutagénesis Ambiental de la Facultad Ciencias Exactas y Naturales (FaCEN) en junio-julio del 2009 en el grupo expuesto y octubre-noviembre del 2009 en el grupo no expuesto. Se recolectaron 2 muestras de epitelio oral realizando un frotis en la pared interna de ambas mejillas, después de un enjuague bucal con agua.
Para la  evaluación del efecto citogenético , para la variable resultante micronúcleo la medición se realizó sobre 2000 células por individuo. Para las demás variables resultantes el contaje se obtuvo sobre 1000 células por individuo.
Se tomó como tiempo de exposición, la presencia de los niños/as durante 4 horas diarias (turno mañana o tarde), 5 días en la semana y con un mínimo de 1 año a 6 años máximo.
En otros países estudios similares incluyó una población de 70 floricultores expuestos, en el Norte de Sinaloa, México, se halló frecuencia aumentada de MN en células de la mucosa oral, con relación a la población no expuesta . Otra investigación realizada en 29 trabajadores agrícolas brasileros, expuestos a pesticidas en campos de soja, se encontró una frecuencia significativamente mayor de MN en células de la mucosa oral, que en el grupo no expuesto . En la India en 54 trabajadores de una unidad de fabricación de plaguicidas demostró un aumento significativo en la frecuencia de MN en células de la mucosa bucal en comparación con igual número de sujetos no expuestos. En el delta de Goksu, Turquía, una región contaminada con una mezcla de pesticidas, se investigó genotoxicidad en 32 personas viviendo en la región, y se halló un aumento significativo de MN en células de la mucosa oral, comparado con igual número de personas no expuestas.
Un total de 6.718 sujetos en quienes se determinó frecuencia de MN, fueron seleccionados de la base de datos del proyecto internacional del MN humano Human MicroNucleus (HUMN), los resultados de la investigación proveen evidencias preliminares que la frecuencia de MN en linfocitos de sangre periférica es un marcador biológico predictivo de riesgo de cáncer en una población de sujetos sanos.
Las etapas que componen la cadena de los plaguicidas son la fabricación, la formulación, el fraccionamiento y/o envasado, la distribución y la aplicación. En cualquiera de las etapas mencionadas se puede generar contaminación ambiental: del aire, con los polvos de plaguicidas o solventes evaporados; del agua, por derrames y corrientes de lavado; y del suelo, también por derrames y disposición inadecuada de residuos sólidos .
Existen evidencias sobre efectos ambientales de actividades industriales aún después del cese de operaciones por un largo tiempo.
Hubo mayor proporción de cefalea, de lesiones en piel, decaimiento (desgano, falta de fuerza muscular, mareos) y trastornos de la visión en el grupo expuesto a plaguicidas del medio ambiente, con diferencias significativas que pueden interpretarse como síntomas y signos de exposición aguda. La intoxicación por pesticidas es comúnmente sub-diagnosticada, los hallazgos clínicos de la intoxicación aguda raramente son patognomónicos, puede remedar una enfermedad respiratoria aguda, conjuntivitis, enfermedad gastrointestinal, manifestaciones cutáneas, entre otras .
Esta investigación permite afirmar que existe una exposición a genotóxicos en un grupo de niños con relación a otro. Se debería establecer un seguimiento a través de marcadores de efecto, como frecuencia de MN, una vez interrumpida la exposición, para determinar la persistencia, o no, de los indicadores biológicos de daño celular.
Según el Ministerio de Educación y Cultura de Paraguay, existen aproximadamente 500 escuelas (Educación Inicial hasta el Noveno Grado) en situación de riesgo por las fumigaciones (indígenas y campesinos), esta cifra no incluye los colegios afectados.
El estudio además hace incapié en los derechos como ciudadanos que deben primar, que deben respetarse y que no son tenidos en cuenta .Un tema en el tapete estos días en la provincia de Santa Fe, donde habilitar un relleno sanitario en lugares inapropiados, abrir fábricas de pesticidas fumigar el monumento a la bandera , todas las desopilantes y tristemente célebres decisiones del gobernador pseudo-socialista al que poco le importa portar un  título de médico. Cuando el principio  primum non nocere (lo primero es no hacer daño) es uno de los principales preceptos que  todo estudiante de medicina debe saber. Hasta el socialista utópico Robert Owen se sonrojaría de ver cómo “el hombre ,ése producto social que asienta sus bases en la educación” es pisoteado y reducido a un número del padrón electoral. Donde la dignidad humana no existe, donde nadie está exento a ser fumigado, esté donde esté. Bañados en veneno, día y noche,  rodeados de pocilgas nauseabundas de basura  , de puertos putrefactos rodeados de hogares inhabitables donde confluyen barcos ,camiones  y tren. Allí solo  brilla el oro verde, pero a un costo muy alto.La sangre , el suelo y el agua de los santafesinos  se va también en cada carga  de granos. La vida nada vale en las ecuaciones de la renta.
Ya nadie duda que el principio de Precaución debe aplicarse en éstos casos, así también el principio de Prevención. Tanta  evidencia que no se puede ocultar , obliga a tomar medidas señores, dado que se conoce el daño ambiental que pueden producir estos venenos.Dejen de mirar para otro lado.
Esa actitud  cobarde, de no hacerse cargo es la sensación que nos deja  el informe sobre glifosato de la UNL.Los señores se preocupan en el riesgo ecotóxicológico de las especies silvestres que podrían estar potencialmente afectadas, pero no de los humanos.El brillante estudio del Dr Gilles Seralini es tratado una vez ,en el capítulo sobre los efectos en el aire, cuando el mayor valor de la investigación reside en cómo afecta la placenta humana.Cuando trata el agua cita informes del año 2006,  porque el aparato de estudio residual de glifosato en el agua sigue roto, aunque digan que se están realizando . Recomienda zonas buffer a 30 metros de los cursos de agua lo que además de desopilante, contradice algunos estudios de los mismos  firmantes.
Nueve científicos paraguayos realizaron lo que una veintena de argentinos deberían haber hecho  hace  años, en lugar de quejarse de que no hay presupuesto.
La ciencia al servicio de las fábricas de la muerte, se prostituye por una beca, un laboratorio o un master con pasajes pagos a la casa matriz o al Congreso Soy Beans. Cumpliendo así el sueño americano trasladado a los pagos del negro Fontanarrosa, que tal vez desde algún lugar estará diciendo.” Ahijuna con el veneno, Mendieta”.
Y si negro, nuestra provincia, el retrete gigante con vista al puerto de la música cada día huele peor.-
Publicado y enviado por *ECOS DE ROMANG