JOSÉ TROMBÓN

“Flores hay en cada
surco recorrido,
cuerda que vibra
en la Patria
y su destino…”

 

Música Paraguaya

 

Cuando el fallecimiento del maestro en Buenos Aires, en 1972, Maneco Galeano rompió una convicción que como compositor había mantenido fiel hasta ese momento: escribir guaranias; pensaba Galeano que luego de las de Flores poco era lo que quedaba por descubrir en esa forma musical; y su primera guarania fue en homenaje al creador de la Guarania: José Trombón

Es sabido que Flores se inició el la música en la Banda de Policía, escuela de nuestros mejores talentos, ejecutando el trombón; de allí el nombre de esta pieza.

 

Subirán melodías al crisol de la Patria,
de tu sueño infinito nacerá la alborada.
Seguirá la guarania erguida en cada pecho,
dará rosas al viento para encender victorias.

Néike José Trombón,
nde réra ore jyvápe
yvytúre oiko ovevé, ovevé

Néike José Trombón,
nde kusugue jaguerúne
tome’e hagua hi’a, ñande a

Kuarahy rembiapóicha
ha mbaraka pyahuete ndive
opurahéima lo mitã

Péina José Trombón,
tory rapykuerére
umi imboriahuvéva
nde rehe imandu’a.

Eres canto compañero del triunfo,
vuelo envuelto en melodías, solidario caminante.
Panambí color del tiempo, grito arriero,
río de sangre que baja hasta el que lucha.

Canto que viene del Chaco hasta Itapúa,
recorriendo todo su camino con los pies de la esperanza.
Flores hay en cada surco recorrido,
cuerda que vibra en la Patria y su destino.

Han callado los bosques, hasta el tiempo ha callado,
para oir al arroyo darle voz al silencio.
De tu puño hasta el hombre se ha de erguir el lucero
y abrirá en cada surco tu Paraguay distante.

Anuncios

Andando el camino

Andando el camino

caminos

Vicente Herrera Márquez



Andando, caminando caminos
trazados, de todos visibles
o huellas escondidas muy mías.
Andando cantando canciones,
que suenan en miles de bocas
o los versos que escribo por ti.
Andando viviendo vivencias,
de futuro incierto de un mundo real
o mi presente, de un amor irreal
Andando soñando quimeras,
amando inconsciente a un ser ideal
o nutriendo a mi ego mezquino.
Andando gritando consignas,
repetidas que fácil atraen adeptos
o proclamas que rompen esquemas.
Andando escribiendo tratados,
explicando la razón del ser
o sin pudor mintiendo verdades.
Andando palpando con piel,
de la envidia con saña, mordiscos
o caricias de manos sinceras.
Andando sintiendo presiones,
que me impulsan en loca carrera
o me aplastan sin tener piedad.
Andando corriendo este mundo,
buscando experiencia en senderos
o esperando una meta alcanzar,
andando y andando… se me fue la vida

ver el blog de Vicente Herrera Márquez

MARINERA DE AGUA DULCE

Publicado por Fredy Ramon Pacheco el agosto 9, 2010 a las 7:45am

Ver el blog de Fredy Ramon Pacheco

paisaje2

habitante insignia de esta nave mía

cobarde a veces

en las tormentas

valiente siempre

cuando la mar está en calma

Pescadora de mis ansiedades

pecadora de sueños y bondades

enredada en mis redes

convertida en bucanera

al abordaje siempre

de mis sueños y tempestades

Aluvión de violetas

violación de nostalgias

conmoción de paisajes

buscando el tesoro oculto

encontrándolo en mis cavernas

Adosada al flujo y reflujo

de olas en mis playas

mi cuerpo desnudo siempre

alma como velas extendidas

en el mástil que sostienen

tus manos aferradas a la vida

Descubres al niño pirata

sabes de su sombrero de papel

su espada de hojalata

sus arrebatos corsarios

de capitán Morgan

pata de palo

garfios por manos

parches en los ojos

en el corazón

en el recuerdo de todos sus entuertos

buscando lo que no se le ha perdido

llorando quimeras

despojo de huesos

Y al niño lo amamantas

marinera

lo cobijas en tu seno

guardas su ternura

te haces cómplice de sus silencios

calmas su llanto

!A la carga!

!Huracanes a sotavento!

!Vamos holgazanes pensamientos!

!Al abordaje inminente!

!Llenemos las arcas!

!De trompos, canicas, hondas, yoyos,

mariposas, grillos, abalorios,

aros de colores,

caballitos, zarandas,

super heroes, ilusiones.

!Vamos bucaneros!

Hay que conquistar las lunas

antes que amanezcan los sueños

y descubran el sonar de bocinas

el grito bullanguero del mercado

las sonatas de esquirlas en el patio

el hambre que anida en las esquinas

las miserias de la iglesia

con sus campanas llamando

a escuchar mentiras…

Marinera

si no recordaras

la obsolencia de los griegos

la Odisea desvencijada

de las momias

los dinosaurios escritores

de libracos paupérrimos

Si vivieras !Ay! si vivieras

Si fuera la poesía cierta

en tus pensamientos

si no fuera acomodaticia

llena de citas inútiles y huecas

adornos de navidad

o dizfraces de hallowen

Si se vistiera de realidades

de versos tuyos

De palabras viva

de ricos y consonantes fonemas

Si tuviera cuerpo y alma

!Ay!

Si eso al menos tuviera

Serías mi poeta preferida

y yo te amara.

te beso

DEL BLOG DE AMIGOS

http://brisadecambio.lacoctelera.net

 

 

Comenzamos besándonos, sutil y asustados besos.

Seguimos tocándonos, palmo a palmo nuestros cuerpos.

Luego el tiempo nos quedó lento y el espacio nos quedó poco

y el deseo cada vez era mayor.

Me abrazaste bruscamente y te pusiste de pie,

mis piernas rodearon tu cintura, mientras caminabas a mi cuarto.

Me besabas el cuello y yo acariciaba tus mejillas.

La cama estaba fría, la ropa moría por el suelo,

y la vida la sentía en cada latido acelerado de tu pecho.

Nosotros, como tantas veces lo habíamos hablado,

como tantas lo habíamos imaginado, estabamos ahí

ya desnudos, amándonos por primera vez.

No recuerdo los detalles, solo quedán mis sensaciones.

Te miro dormido y solo espero que llegue la mañana.

Quizás vuelvas a amarme.

Dormido, te beso.

 

imprint-herat-shaped-lips-heart-kiss-pink-lipstick-36738145

Los Amorosos, Jaime Sabines

DEL BLOG DE

Graciela Martínez

http://rinconsonoro.blogspot.com.ar/

Los Amorosos, Jaime Sabines

Mirada de Soslayo   http://www.carolumart.com

Los amorosos callan.
El amor es el silencio más fino,
el más tembloroso, el más insoportable.
Los amorosos buscan,
los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian, los que olvidan.

Su corazón les dice que nunca han de encontrar,
no encuentran, buscan.
Los amorosos andan como locos
porque están solos, solos, solos,
entregándose, dándose a cada rato,
llorando porque no salvan al amor.

Les preocupa el amor. Los amorosos
viven al día, no pueden hacer más, no saben.
Siempre se están yendo,
siempre, hacia alguna parte.
Esperan,
no esperan nada, pero esperan.

Saben que nunca han de encontrar.
El amor es la prórroga perpetua,
siempre el paso siguiente, el otro, el otro.
Los amorosos son los insaciables,
los que siempre -¡que bueno!- han de estar solos.
Los amorosos son la hidra del cuento.

Tienen serpientes en lugar de brazos.
Las venas del cuello se les hinchan
también como serpientes para asfixiarlos.
Los amorosos no pueden dormir
porque si se duermen se los comen los gusanos.
En la oscuridad abren los ojos
y les cae en ellos el espanto.
Encuentran alacranes bajo la sábana
y su cama flota como sobre un lago.

Los amorosos son locos, sólo locos,
sin Dios y sin diablo.
Los amorosos salen de sus cuevas
temblorosos, hambrientos,
a cazar fantasmas.
Se ríen de las gentes que lo saben todo,
de las que aman a perpetuidad, verídicamente,
de las que creen en el amor
como una lámpara de inagotable aceite.

Los amorosos juegan a coger el agua,
a tatuar el humo, a no irse.
Juegan el largo, el triste juego del amor.
Nadie ha de resignarse.
Dicen que nadie ha de resignarse.
Los amorosos se avergüenzan de toda conformación.
Vacíos, pero vacíos de una a otra costilla,
la muerte les fermenta detrás de los ojos,
y ellos caminan, lloran hasta la madrugada
en que trenes y gallos se despiden dolorosamente.

Les llega a veces un olor a tierra recién nacida,
a mujeres que duermen con la mano en el sexo,
complacidas,
a arroyos de agua tierna y a cocinas.
Los amorosos se ponen a cantar entre labios
una canción no aprendida,
y se van llorando, llorando,
la hermosa vida.

Pudiera ser

Pudiera ser

Image

Pudiera ser que todo lo que en verso he sentido

no fuera más que aquello que nunca pudo ser,

no fuera más que algo vedado y reprimido

de familia en familia, de mujer en mujer.

Dicen que en los solares de mi gente, medido

estaba todo aquello que se debía hacer…

Dicen que silenciosas las mujeres han sido

de mi casa materna… Ah, bien pudiera ser…

A veces en mi madre apuntaron antojos

de liberarse, pero, se le subió a los ojos

una honda amargura, y en la sombra lloró.

Y todo esto mordiente, vencido, mutilado,

todo esto que se hallaba en su alma encerrado,

pienso que sin quererlo lo he libertado yo.

ALFONSINA STORNI